Piense En El Futuro

Obtenga la tarjeta de residente oficial y empadrónese ahora: piense en el futuro

Un ciudadano británico que vive en España, pero que no esté registrado oficialmente como residente de la UE ni empadronado en un ayuntamiento antes del 31 de diciembre 2020, podría encontrarse en una situación vulnerable. Ver más información a continuación

  1. Registrarse como residente oficial ante las autoridades españolas antes del 31 de diciembre 2020

Si es un ciudadano británico que ya vive en España y tiene aquí su residencia principal, el consejo del Gobierno británico es que se asegure de estar inscrito como residente oficial en España. Al registrarse obtendrá el certificado de residencia que muchos conocen ya, verde, del tamaño de una tarjeta de crédito (o de un folio A4) y en el que consta la residencia como ciudadano de la UE. Lo emite el Gobierno español en cumplimiento del derecho comunitario y lo tienen ya la mayoría de los ciudadanos británicos que residen en España.

Si no se ha registrado ya, hacerlo ahora es una garantía de que su residencia queda oficialmente registrada antes de que termine el período de transición del Brexit, (31 de diciembre 2020), y su situación será la más favorable de cara a que sus derechos queden protegidos sin límite y en cumplimentio de las previas normas de la Union Europea. Si lleva aquí más de tres meses y tiene intención de quedarse, regístrese lo antes posible. A partir del 6 de julio 2020, los británicos que inscriban su residencia por primera vez ya no recibirán la documentación verde, solo una tarjeta de identificación de extranjero (TIE) con su foto que tendrá la misma validez.

En este enlace puede encontrar más información sobre este trámite. (Ver también nuestra página con información actualizada sobre Brexit con información adicional).

Nota: este certificado no es el registro que se hace en el Ayuntamiento, denominado padrón. El padrón es un documento interno de los Ayuntamientos que facilita el acceso a algunos servicios locales, en especial la asistencia social. Ha de solicitarse por separado al anterior certificado verde y en el Ayuntamiento que le corresponda. Estar empadronado es sin duda importante también, pero con el fin de aportar pruebas de su residencia en España de cara al brexit, es más que probable que el documento fundamental que tenga que aportar sea la tarjeta verde o certificado A4 verde (o la tarjeta TIE con fecha del inicio de la residencia antes del 31 de diciembre de 2020).

Si ya usted dispone de su documentación verde (el folio tamaño A4 o la pequeña tarjeta), esta seguirá en vigor después del 31 de diciembre 2020 con el fin de comprobar sus derechos y de ningún modo será obligatorio cambiarla por una tarjeta TIE. No obstante, se le podrá canjear si usted lo desea en cualquier momento.

Cómo ciudadano británico, no es suficiente solo contar con un NIE (que se suele entregar  escrito en un folio A4 de color blanco) para probar sus derechos de residir en España. Únicamente sirve para tal propósito un certificado verde de tamaño A4, una pequeña tarjeta verde o una TIE con foto. Usted podría estar bajo riesgo de perder sus derechos adquiridos de la UE si solo depende de su NIE como prueba.

  1. Darse de alta en el padrón, o empadronarse, es esencial para poder acceder en el futuro a los servicios sociales y es un paso fundamental de cara a poder votar en las elecciones municipales

El padrón municipal representa un registro de cada persona que habita en un determinado municipio de España. Empadronarse es un requisito legal si vive en España.

La investigación pone de manifiesto que una de las razones más habituales por la que los ciudadanos británicos que viven en España pasan a una situación de vulnerabilidad es por haber tardado mucho en inscribirse en el padrón. Hay muchos servicios gratuitos o subvencionados por los cuales tendrían derecho los residentes británicos que viven en España, pero a los que con frecuencia no tienen acceso por no estar empadronados.

Estar inscrito en el padrón (registro municipal) es la clave para tener acceso a la mayoría de los servicios sociales en España, tanto los financiados por el Estado como los que no. En algunos casos, será necesario haber estado empadronado durante un periodo de tiempo determinado, por lo que es fundamental inscribirse en cuanto se haga residente en España, mantenerlo actualizado y sobre todo no esperar a empadronarse cuando las cosas vayan mal.

Inscribirse en el padrón de su Ayuntamiento es fácil y gratuito, y se recomienda que todo el mundo que vaya a quedarse en España durante más de tres meses lo haga, incluso aunque no tengan claro durante cuánto tiempo se van a quedar en España.

Las leyes de protección de datos evitan que esa información sea divulgada y, lo que es más importante, no afecta a su condición de residente a efectos fiscales (es decir, inscribirse en el padrón NO significa que sea residente de cara a pagar impuestos en España).

Jurídicamente no es obligatorio demostrar que está oficialmente inscrito como residente (mediante el certificado/la tarjeta verde emitido por las comisarías de policía a los ciudadanos británicos o la tarjeta TIE: vea arriba) ) para inscribirse en el padrón, aunque algunos Ayuntamientos puede que así lo requieran. En general, es suficiente con aportar el pasaporte y el número de su NIE, emitido por la policía.

No obstante, cada vez es más frecuente que, para poder acceder a la mayoría de los servicios públicos como ciudadanos británicos, sea necesario aportar tanto el certificado de empadronamiento en su Ayuntamiento como el certificado verde la TIE en el que conste que usted es residente en España oficialmente.

Para obtener más información sobre cómo inscribirse en el padrón (y el proceso de reconfirmar su inscripción)  pinche aquí.

Estar inscrito en el padrón también ayuda a su comunidad, ya que es este registro de las personas que viven en un municipio el que utiliza el Estado para calcular las cantidades que destinará a los Ayuntamientos de cara a cubrir sus servicios. Cuántas más personas estén inscritas en el padrón, más dinero estará a disposición de su ciudad o municipio. También da a la persona el derecho a votar en las elecciones municipales (al expresar su deseo por separado inscribirse en la lista de votantes).

Si no está inscrito en el padrón pero es residente en España, está potencialmente en situación de riesgo. Tanto el Consulado Británico, como otras organizaciones de voluntarios que ayudan a ciudadanos británicos de la tercera edad, instan a la gente a inscribirse lo antes posible al mudarse a España, cualesquiera que sean las circunstancias. La ayuda en el futuro será mucho más reducida si no está inscrito en el padrón de su municipio.

Siempre avisar a su Ayuntamiento de un cambio de domicilio.

preloader